Tecnología



Doble Escudos son las maquinarias más sofisticadas a nivel técnico de perforación en uso en las operaciones de excavación de túneles. Combinando el principio de pinzas y la instalación de los segmentos en un proceso coordinado perfectamente, Doble Escudos se puede adaptar fácilmente a las condiciones particulares geológica de cualquier ruta del túnel. Este tipo de máquina es ideal para la perforación de túneles de gran longitud en roca dura en zonas de fallas geológicas se producen.

La tuneladora de doble escudo debe su nombre a su diseño especial, cuya principal característica es un escudo frontal extensible (1) en la parte frontal de la máquina, que permite que el cabezal de corte (2) se extienda. Las fuerzas de la reacción (de par y fuerzas axiales y longitudinales) que surjan durante la perforación trasmiten en la roca por las zapatas de fijación extensibles (3), que se encuentran en la sección central de la taladradora del túnel. Debido a que estas fuerzas se han disipado, los segmentos del revestimiento interior (5) pueden ser instalados en un túnel, para garantizar un rendimiento alto cuando es posible utilizar el método convencional. Al término de un golpe de empuje, las zapatas de fijación se retraen y la sección trasera de la máquina es empujada contra el escudo delantero por los cilindros de empuje auxiliar (4). Esta fase de cambio sólo dura unos minutos y luego la siguiente sección del túnel puede ser perforada.

Sin embargo, la perforación continua puede ser llevado a cabo sólo en las secciones de roca sana porque las zapatas de fijación necesitan de la roca circundante como un anclaje. Cuando el Escudo doble alcanza una sección de roca que contienen zonas de fallas, el escudo delantero telescópico está contraído. La taladradora  es entonces impulsada para la perforación sólo por los cilindros de empuje auxiliar (4), que se apoyan en el revestimiento del túnel (5). Este tipo de túnel que se conoce como "discontinua", ya que en este proceso, con un escudo convencional, en un túnel con los cilindros de empuje no es posible hacerlo hasta que un anillo de segmento se haya instalado.

Construcción

Las primeras fases constructivas del Corredor Bioceánico Aconcagua prevén la excavación de las ventanas de acceso Juncal en el lado Chileno y de Puente del Inca en territorio Argentino, además del inicio de la excavación del Túnel de Base partiendo del portal Chileno puesto en la zona de Saladillo. La excavación del túnel tendrá un diámetro de alrededor 10 metros. y una sección interna libre de unos 47 metros cuadrados.

Una vez terminadas las dos ventanas de acceso, por cada una de ellas se iniciará la excavación del Túnel de Base por dos frentes que avanzaran en sentido opuesto. En particular desde la ventana Juncal partirán dos frentes de excavación, uno con dirección hacia el portal Chileno y uno hacia el confín Argentino; mientras desde la ventana del Puente del Inca partirán dos frentes de excavación uno hacia el portal Argentino de Punta de Vacas y uno hacia el borde nacional Chileno.

Al mismo tiempo se completarán las áreas relativas a las cavernas técnicas y a los túneles de acceso a las estaciones subterráneas. El último frente de excavación será aquel del portal de Punta de Vacas en territorio Argentino que excavará el último tramo juntandose con el frente procedente de la ventana de Puente del Inca. Por lo tanto en un cierto período de los trabajos de excavación se tendrán en función por los menos 4 frentes operativos.
Una vez realizados las excavaciones de los diversos tramos el revestimiento definitivo será finalizado.