Paso Cristo Redentor

El Paso constituye la conexión de mayor nivel de tránsito entre Argentina y Chile y es la única completamente pavimentada. Vincula las ciudades de Mendoza, en la República Argentina, con Santiago de Chile y Valparaíso, a través del Túnel Internacional Cristo Redentor, de 3,04 kilómetros de longitud, ubicado a 3.185 m.s.n.m. y cuya habilitación se produjo en Mayo de 1980.



Este cruce se encuentra sobre el eje horizontal más relevante – comercialmente- de la Argentina y Chile. Sobre este se organizan las ciudades, centros de consumo y de producción más significativas de ambos países. Este eje comprende Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, San Luis y Mendoza, por el lado argentino. Estos cinco puntos representan más del 60% de la población argentina y más del 50% del PBI nacional.

Del lado chileno encontramos a la V Región de Valparaíso y a la región metropolitana de Santiago. Estas dos regiones reúnen casí el 50% de la población y más del 50% del PBI chileno.

Del lado argentino se accede al Paso por la Ruta Nacional N° 7, recorriendo 198 kilómetros desde Mendoza por una variante al camino anterior debido a la construcción de la represa en la zona del camino original. En general, la traza se ubica sobre la ladera norte de la Quebrada del Río Mendoza, en ciertas zonas la acumulación de nieve en la ladera de los cerros adyacentes a la zona de camino hace peligrar la circulación debido a las avalanchas de nieve. Es por ello que se ha previsto la construcción de cobertizos, actualmente en ejecución, que sirvan como protección contra las avalanchas que producen la interrupción del tránsito en un alto porcentaje del tiempo en época invernal.

En el lado correspondiente a Chile, en los primeros 38 kilómetros de la ruta CH-60 en las cercanías a la localidad de Los Andes, el trazado se desarrolla por una zona ondulada con curvas de radios amplios que permiten una fluida circulación, pero a medida en que se avanza hacia la frontera, la topografía pasa de ondulada a montañosa, con pendientes pronunciadas y curvas cerradas.

En este sector se encuentra la Cuesta de los Caracoles, con pendientes del orden del 8% y numerosas curvas de pequeños radios de giro. Al llegar a la frontera, la pendiente máxima alcanza los 8,3% en las proximidades de la boca del Túnel. No obstante, la transitabilidad es buena y permite el paso de todo tipo de vehículos.

Se accede a través de 181 Km. sobre la Ruta Nacional Nº 7, desde el empalme de la Ruta Nacional Nº 40. El camino asfaltado tiene un ancho de 6,70 Mts. en la mayor parte de su recorrido. Posee señalización plana y vertical en todo el recorrido, aunque este último se encuentra deteriorado por la acción de la máquinas viales en el despeje de la nieve.