Beneficios



Hay muchas variables indispensables que hacen al proyecto del Corredor Bioceánico Aconcagua una iniciativa ambiciosa, competitiva y necesaria para lograr la unión interoceánica, con todo el impacto que tendrá a nivel regional. El CBA traerá beneficios a un área de más de 3 millones de km2 y una población de 126 millones de habitantes que representa el 48% del total sudamericano, donde se genera el 70% de la actividad económica del América del Sur.

El proyecto plantea un escenario de seguridad para los grupos humanos, de mayor confiabilidad, por su perspectiva de largo plazo; de eficiencia energética, por los ahorros que insume; y de eficiencia logística, por las proyecciones de saturación que hoy ya vemos en el paso vial Cristo Redentor. A modo de resumen, podemos identificar los beneficios más contundentes.

Solución a la saturación del paso

El paso Cristo Redentor con 5 millones de toneladas que pasan en la actualidad, está al borde de su saturación, circunstancia que podría empeorar rápidamente en los próximos años. Una obra como la del Bioceánico Aconcagua servirá para evitar la saturación vial, además de incrementar la capacidad de transporte.

Seguridad Vial

Según estadísticas de los Estados Unidos, cada mil millones de toneladas kilómetro transportadas, los decesos en ferrocarriles de carga representan un 18%. La travesía en camión es 5,5 veces más riesgosa en términos de muertes que el transporte ferroviario.

Confiabilidad

Con confiabilidad nos referimos a la confianza depositada por el emisario o receptor de la carga en el medio de transporte. Saber con certeza que la mercadería enviada llegará en tiempo y forma representa una característica de gran relevancia en cualquier acuerdo comercial.

Esta situación de confiabilidad se rompe en el paso actual, que no puede garantizar la logística por cuestiones climáticas: al menos 60 días anuales se pierden por condiciones del tiempo adversas. Lo que es aún más grave es que la incertidumbre de cruce se prolonga durante 5 meses, entre mayo y octubre. El proyecto del Corredor Bioceánico Aconcagua contempla 365 días anuales de transporte, sin incertidumbres.

Eficiencia energética

Otra virtud del proyecto es la eficiencia energética por el uso de vías férreas en vez de vehículos. El gráfico muestra que el transporte de una tonelada entre Luján de Cuyo y Los Andes demanda un 69% menos de energía por tren que por camión en un terreno promedio. Debido a la menor altitud del túnel, menores pendientes, menores curvas y a la locomoción eléctrica, la eficiencia energética será aún mayor en el caso del Corredor Bioceánico Aconcagua.
En un contexto internacional en el que el ahorro de energía –por su escasez de oferta- y el cuidado del medio ambiente son dificultades crecientes, esta característica supone una ventaja con respecto a otras alternativas.

Las 13 razones del CBA

•    Eslabón clave: su importancia estratégica asegura una conexión bioceánica confiable y de largo plazo.

•    Confiable: su estado operativo de los 365 días y 7/24 facilita la planificación.

•    Visión de largo plazo: crece en etapas hasta superar los 77 millones de toneladas al año (contra 5 del paso actual)

•    Sistema Abierto: Trocha ancha, comunica sistemas de trocha ancha a ambos lados de la Cordillera (el mismo vagón puede viajar de un Océano al otro).

•    Transporta camiones (con o sin conductor), contenedores y graneles.

•    Eficiente: Consume un 70% menos de energía por tonelada.

•    Reduce el tráfico de camiones.

•    Amigable con el Medio Ambiente: el tren utiliza energía eléctrica.

•    "Carbón Neutral": No aporta al Calentamiento Global / Efecto Invernadero.

•    Seguro: 80% menos de accidentes fatales vs. Carga vial.

•    Rápido: 4  horas vs.  8/10 (Actual).

•    Menor "trepada": 800 más bajo (que el portal actual en Argentina).

•    Menor pendiente: 2% vs. Picos del 5% (Argentina) y 6% (Chile).